Obama y su aureola hi-tech

 

Barack Obama llegó a la Casa Blanca con la aureola de presidente hi-tech, prometiendo usar intensivamente “nuevas tecnologías” de comunicación para establecer un vínculo más directo con el público. ¿Oferta demagógica? ¿Esfuerzo de relaciones públicas? o ¿Adaptación a los nuevos tiempos?

Internet jugó un importante papel en la construcción de la red de apoyo político que condujo a Barack Obama a la presidencia en noviembre de 2008.

Ya en el gobierno, el presidente quiere usar las más novedosas tecnologías de comunicación para mantener su base de apoyo activa y en constante comunicación.

Este fin de semana el presidente Obama inauguró una nueva manera de llegar a los ciudadanos, ampliando el tradicional mensaje de radio de los sábados con un video en la página web de la Casa Blanca.

Y al parecer tuvo acogida porque según el portal de videos YouTube, hasta la tarde del domingo la pieza había sido vista por unas 600.000 personas.

Cambio.com

Según el nuevo equipo de la presidencia “el cambio llegó al Whitehouse.com” el nuevo sitio web de la Casa Blanca.

Los responsables de la página aseguran que en ella se podrá conocer las políticas públicas y hacer comentarios sobre ellas. Además el presidente Obama estará informando en persona, o en video, lo que esté haciendo su gobierno.

En el estreno del sitio la semana pasada, Macon Philips, director de nuevos medios de la Casa Blanca, aseguró que la página será una de las herramientas para un gobierno más transparente como prometió Obama en su campaña.

“Esto es lo que hicieron durante la campaña y durante la transición”, afirmó a BBC Mundo, Marisa McNee, una asesora del Partido Demócrata especializada en nuevos medios.

McNee considera que “un gobierno del siglo XXI” tiene que hacer uso intensivo de medios alternativos, sin que eso signifique descuidar los medios tradicionales.

“Estas son herramientas y tecnologías y formas de comunicación que están disponibles para el público. En este caso más es mejor que menos”, señaló McNee.

Sin contraste

Sin embargo, algunos consideran que al dirigir su mensaje directamente al público, el poder ejecutivo evitaría tener que contrastarlo y defenderlo ante la prensa tradicional.

“Están empezando a crear su propio periodismo, su propia descripción de los eventos del día, sólo que no se trata de una voz independiente haciendo esa descripción”, aseguró al diario The New York Times, Bill Kovach, presidente del Comité de Periodistas Preocupados.

El temor del comité es que la eventual red de información directamente vinculada al gobierno de Obama no refleje las opiniones de todo el colectivo y se limite a un solo punto de vista favorable al sector oficial.

Pero Marisa McNee considera que el contraste del mensaje oficial siempre estará garantizado porque la prensa tradicional seguirá trabajando y porque seguirá siendo la mayor fuente de información para la población.

“No creo que la decisión de nuevo gobierno en meterse en los nuevos medios sea una mayor o menor amenaza para la prensa tradicional de la que ha habido hasta ahora”, aseguró a BBC Mundo, la asesora de los demócratas.

“La verdad es que esta es una tecnología que avanza y a la que la gente se está acostumbrando a usar. Es uno de los medios que el gobierno debe usar para comunicarse de manera efectiva” aseguró McNee.

Avalancha informativa

Una de las novedades que ofrece el nuevo sitio web de la Casa Blanca es la posibilidad de enviar ideas y sugerencias al presidente.

Su equipo promete que se tendrán en cuenta estas opiniones a la hora de definir políticas públicas.

Tras la elección de noviembre la campaña de Obama se contactó por correo electrónico con más de 10 millones de simpatizantes preguntándoles qué debía hacer el nuevo presidente en sus primeros días. Recibió más de medio millón de respuestas, según portavoces del partido Demócrata.

Una solicitud similar a un público potencialmente más amplio puede implicar una cantidad de datos difícil de manejar, al punto que podrían ser inútiles si no son clasificados oportunamente y ordenadamente.

Con 47 años Obama bien puede compartir plataformas tecnológicas con los jóvenes, pero eso no lo hará necesariamente más accesible que sus predecesores.

Aunque tenga una mayor presencia en sitios de internet como YouTube o diversas redes sociales, al final estará igualmente protegido por un círculo de asesores y consejeros que terminará filtrando los mensajes que el electorado quiera enviar.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s